• 04.png
  • 06.png
  • 03.png
  • 01.png
  • 07.png
  • 05.png
  • 02.png

Los murciélagos tienen actividad nocturna, viven en lugares oscuros, principalmente porque necesitan un alto grado de humedad para no deshidratarse. Lo más habitual durante el día es encontrarlos en cavidades, en lo alto de los edificios, instalados en los taparrollos de las persianas. Se alimentan exclusivamente de insectos tales como polillas, moscas, escarabajos, grillos, mosquitos, langostas y avispas e insectos atraídos por la luz.

Los murciélagos son los únicos mamíferos voladores, resultan extremadamente molestos tanto por los chillidos que emiten así como por las excreciones que dejan y por su orina haciendo que el control de murciélagos sea algo casi obligatorio.

La acumulación de excrementos de murciélago en los techos, taparrollos o suelos, permite el desarrollo y el crecimiento del Histoplasmosis capsulatum, un hongo que puede llegar a producir en cualquier persona que tome contacto con él se enferme de Histoplasmosis. Estos animales también pueden ser portadores de rabia lo que aumenta el riesgo a la salud.

Por lo tanto se plantea un ahuyentamiento de la población para evitar alteraciones en el ecosistema.

 

CERTIFICADO UCABA