• 05.png
  • 07.png
  • 04.png
  • 03.png
  • 06.png
  • 02.png
  • 01.png

POLILLAS

Las polillas son insectos del orden de los Lepidópteros, es decir, son mariposas, existen muchos tipos, pero sin embargo, unas pocas especies se comportan como plagas cuando se introducen en las casas o industrias alimenticias.

Las podemos diferenciar entre las polillas que dañan los tejidos y las polillas que atacan los alimentos almacenados. Tanto las polillas conocidas como polillas de la ropa y las polillas de la fruta seca tienen una gran capacidad reproductiva. Las hembras pueden poner huevos al poco tiempo de ser fecundadas.

Las polillas de la ropa ponen unos 30-200 huevos que adhieren a superficies mediante una especie de gelatina pegajosa. Las polillas de los alimentos almacenados, en cambio, ponen de 60 a 400 huevos en alimentos almacenados que encuentran atraídas por el olor. Su alimento preferido son los frutos secos y la fruta deshidratada, aunque también pueden poner los huevos en cereales o chocolate.

En ambos casos, la fase realmente dañina de las polillas son las orugas, que son las que consumen los productos (tejidos o alimentos).

GORGOJOS

Los gorgojos son escarabajos de la familia Curculionidae. Una característica distintiva de estos insectos es que todos los individuos adultos presentan un aparato de tipo masticador en el extremo de una larga probóscide. Son animales estrictamente fitófagos, es decir, solamente se alimentan de materia vegetal, viva o muerta.

Los Gorgojos suelen encontrarse en la comida almacenada, como el gorgojo del trigo, del maíz o del arroz, colocan los huevos dentro de los granos de estos cereales para que las larvas se alimenten del tejido nutricional del grano. Como resultado, los granos de cereales afectados por los gorgojos poseen una menor calidad, y en caso de germinar, generan plantas débiles y vulnerables al ataque de otros parásitos. Además de las larvas, los individuos adultos también se alimentan de los granos de cereales, generando unos excrementos similares a un polvillo blanco que recubre los granos y les da un gusto desagradable.

Asimismo, y como resultado de su actividad, tanto los gorgojos adultos como las larvas, provocan un calentamiento del grano, lo que produce una germinación acelerada y un endurecimiento del producto. En consecuencia, las infecciones en granos o productos cerealeros se traducen en importantes pérdidas económicas para el sector agrícola.